La superficie de Malbec ha variado en Argentina a lo largo de los años
desde el año 1853, en el que ingresaron al país las primeras plantas de esta variedad. En el año 1962 la superficie de Malbec llegó a las 58.577 ha cultivadas, lo cual representaba el 22,5% del total de vid en el país.

Un conjunto de factores naturales determinan su producción:
La composición y la consistencia del subsuelo y del suelo donde la vid encuentra sus nutrientes.
El clima que gobierna su desarrollo e influye de forma determinante en el mismo.
La pendiente y la exposición del terreno que actúan sobre la higrometría y la incidencia de los rayos del sol, que afectan la maduración de la uva.

TOP

X